Diversidad

Al principio de tener tanto espacio para los cultivos ornamentales, experimentábamos con lo que fuera. Así tuvimos una gran variedad de plantas, ponía cualquier semilla que cayera en mis manos, compradas o regaladas.

Algunas de verdad eran interesantes. Así tuvimos caléndulas (pero eran una atracción irresistible para los pulgones), boca de dragón (interesante), lupino (ya ni me acuerdo como era), bambú (terrible plaga), calabazas ornamentales (qué horror), paniculata (no estaba mal), begonias (qué atrevimiento, y encima al sol) y otro gran número de plantas que he olvidado el nombre, pero que conservo documento gráfico para recordarlas.

Ver – Mis plantas.

Ver página – Naturaleza.

Autor: Chari Ruiz

Periodista, lectora y aprendiz de muchas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .