Tercero, representantes cercanos

Tercero cercanos DSi en primer lugar pedía a los representantes políticos que sean honrados y honestos, en segundo lugar les pido que sean cercanos.

Por cercanía no me refiero a que se vengan a tomar cañas conmigo, desde luego que no, sino que se bajen de ese pedestal en el que ellos creen que están, que olviden su prepotencia, que no están por encima del bien y del mal, sino que son trabajadores públicos con un nivel un poco más alto, pero iguales a todos en derechos y obligaciones.

Por lo tanto deben olvidarse de los privilegios que ahora disfrutan, y es curioso, si hay algo en lo que todas las cámaras de representantes se ponen de acuerdo, y además sin pactos, no es en la defensa de la Constitución, en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia, en los presupuestos, en las mejoras laborales y económicas; es en la subida de sus salarios, pensiones; en un trato a favor del pago de impuestos; en beneficios como dietas, vivienda, transporte; y no hablemos de los regalos, de todo tipo, por parte de particulares, algo que debería eliminarse definitivamente, si es verdad que no son legales y aunque lo fueran, que se rechacen amablemente, para ver si esa costumbre desaparece, seguro que muchas familias de políticos comen todo el año con lo que reciben por Navidad.

En este punto de los regalos parece que no está muy clara la legislación, dice algo así como que no se deben admitir salvo las muestras de cortesía, pues bien, ni muestras de cortesía, un apretón de manos basta, ni botellas de vino, ni un libro, ni invitación a comidas, nada. Los trabajadores públicos, sean del rango que sean, desde el presidente del gobierno español, hasta el último puesto no deben aceptar ningún regalo, ni “muestras de cortesía”. Nada. Se rechazan educadamente, y estoy segura, que con el tiempo desaparecerían.

En cuanto a los privilegios por el cargo como sus ingresos, que reciben no solo de sus salarios, sino de dietas, que serán superiores a su sueldo, es algo que no se conoce, pero pertenecen a un montón de comisiones y organismos y por cada asistencia reciben su dieta correspondiente. ¡Ah! y no nos engañemos, ni son tan devotos como parecen, ni les gustan tanto los festejos (o puede que si), pero, si asisten a procesiones, pregones populares, cabalgatas, ferias, es porque cobran dietas por asistir. No hacen nada gratis, además les invitan a comer, tienen el transporte asegurado, vuelven a recibir más regalos.

Total que el sueldo, y las dietas, lo pueden meter en la hucha porque no se gastan un céntimo.

¿Y eso de las pensiones? Los demás mortales trabajando más de 35 años, y nuestros parlamentarios con unos pocos años, pensión máxima asegurada, y además pueden cobrar varias. ¿Esto es serio? Esto es una cacicada.

Me río yo cuando se defienden diciendo que cuando dejan el cargo puede que no encuentren trabajo y no tienen seguro de desempleo, que se hagan su plan privado, que con sus ingresos se lo pueden permitir, o bien, que cambien la legislación, que cobren desempleo y coticen sus 37 años o lo que les correspondan, y vayan a las colas del paro. Pero que no se burlen de nosotros.

Supongo que la lista de privilegios es interminable, y su eliminación un proceso complicado. Es cuestión de estudiar punto por punto. Me imagino que este tema no estará en el programa de ningún partido. Lo estudiaremos.

Con la eliminación de sus privilegios también les pido que no actúen con prepotencia. Es otra característica de nuestros políticos. Y también, sean del partido que sean. El aire de superioridad con el que se mueven por el mundo, tratando y mirando al resto de los ciudadanos por encima del hombro. No se han enterado que todos somos iguales.

Me da risa, por no llorar, cuando veo a uno de los líderes de los partidos, del que sea, rodeados por su adláteres, por esa camarilla que los rodea, adula, y que saben moverse según sople el viento, con su sonrisita de superioridad. Me recuerdan a una manada de cabestros rodeando al bravo para conducirlo a los corrales. Es una imagen patética.

Lo mismo que el sinfín de inauguraciones, a veces sin sentido, visitas innecesarias a infraestructuras e instalaciones, rodeados por todo bicho viviente de los alrededores. Igual, todos los gastos pagados. Gastos superfluos, innecesarios. Recursos que se podían utilizar en actuaciones necesarias para los ciudadanos, no para los políticos.

Puede que el responsable de turno de un ministerio, consejería, ayuntamiento, necesite conocer en que se invierte el dinero de su departamento personalmente, no solo no se lo discuto, sino que me parece obligatorio. Así comprobarían como están las carreteras, los hospitales, las residencias de ancianos, el campo, el monte, las calles, las viviendas. Pero no necesitan ninguna camarilla. A lo sumo un técnico y un conductor. Punto. No 30, 40 o 50 personas riéndoles las gracias, y por supuesto, con fotógrafo que deje constancia del evento. Todo sobra.

Además, la visita se realizaría en menos tiempo, puede que con más detenimiento, con menos gasto y mayor eficacia. Sinceramente, ¿es necesaria anunciar a bombo y platillo cada 5 kilómetros que se ha construido una autovía? Con una nota de prensa es suficiente. Cuando se abra al público ya nos enteraremos todos los usuarios.

Esa misma prepotencia la aplican en sus actuaciones. Hacen y deshacen a su antojo, sin tener en cuenta la legislación, ni las personas para las que trabajan, avalados por su camarilla de aduladores frecuentemente ineptos e incapaces de negarles nada o sacarles de su error. La consecuencia de este tipo de acciones las pagamos todos por sus errores y por su falta de rigor, de modestia y de honradez a la hora de trabajar.

Estas son solo unas sugerencias de lo que yo busco en un representante público, puede que se me ocurran más, ya las iré anotando.

Ver página – Pensamientos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Chari Ruiz

Periodista, lectora y aprendiz de muchas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.