Principios democráticos

Principios DPor principios democráticos entiendo las bases en las que cualquier organización política debe asentarse y en las que debemos fijarnos más detenidamente.

Primeramente, reconocer la democracia y el estado de derecho como forma incuestionable de gobernanza de un país. A partir de aquí, todos los principios y valores que emanan de la democracia.

Existe un muy buen artículo en Wikipedia sobre la Democracia, así que no voy a extenderme.

Tan solo recordar la igualdad entre todas las personas para el ejercicio del poder, la división de poderes (Legislativo, Ejecutivo y Judicial), las garantías de control del poder.

Y analizando las diferentes líneas de democracia, me inclino por una democracia liberal sin olvidarnos de la necesidad de socialdemocracia para asegurarnos una justicia social y un estado de bienestar, en la que los más desfavorecidos puedan eliminar sus desigualdades.

Continuamos con los principios, ya definidos como democráticos, el segundo sería la defensa de la Constitución española. Constitución que nos garantiza las libertades civiles, los derechos humanos y los deberes de todos los ciudadanos. Constitución que avala la unidad de España. Constitución que asegura la democracia, la división y regulación de poderes.

Estos dos principios para mi son básicos, la defensa de la democracia y la defensa de la Constitución.

A partir de aquí hay una serie de valores que emanan de democracia y constitución que también considero incuestionables en cualquier organización o partido político como son la unidad de España, reconociendo las singularidades de cada comunidad autónoma pero sin agravios comparativos. Ya basta de comunidades de primera, segunda o decimoséptima categoría. Todas deben tener las mismas competencias, los mismos derechos. ¿No habíamos quedado que todos los españoles éramos iguales? Pues a ver si es cierto. Nada de agravios comparativos. Nada de hacer concesiones.

Por supuesto, un partido debe defender y luchar por los intereses de los más desfavorecidos, debe perseguir el estado del bienestar y trabajar para que sanidad, servicios sociales, educación, lleguen a todos los ciudadanos por igual y no en mínimos sino en excelencia.

Una organización política debe respetar al adversario, con sus ideas, opiniones y rarezas, deben escuchar a los demás partidos y a todos los ciudadanos. El respeto debe marcar sus actuaciones.

Un partido debe esforzarse para que la economía del país crezca, sin desigualdades, luchando por conseguir un trabajo digno para cada uno de los ciudadanos, con salarios justos, sin desequilibrios. Debe procurar un desarrollo moderno del país, con infraestructuras de vanguardia, con empresas eficientes y responsables, comprometidas con sus empleados, con el país y con el medio ambiente.

Un partido debe luchar para que todos los ciudadanos de este país tengan un excelente nivel de vida, personal, familiar, laboral, cultural y vivan y se integren en una sociedad cada día más desarrollada, moderna, respetuosa y responsable.

Ver página – Pensamientos.

 

 

 

Autor: Chari Ruiz

Periodista, lectora y aprendiz de muchas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.