Ni una

Ni una DNi una sola mujer en el número 1 de las principales candidaturas a las elecciones generales del próximo 28 de abril. Si analizamos las 13 organizaciones políticas que se presentan por Madrid, entiendo que son las que aspiran a contar con algún diputado, tan solo tres están encabezadas por mujeres, pero esas formaciones, salvo una tal vez, tienen muy pocas posibilidades, o ninguna, de obtener escaño.

Ridículo y vergonzante. Tanto manifestación a favor de la mujer, tanto llenarse la boca  hablando de los derechos de la mujer, ¿para qué?. Basta ya de hablar tanto. Hipócritas.

Y yo no soy partidaria de los cupos. Creo que es un error. No hay nada más vergonzante que alcanzar un puesto porque hay que llenar un número, por ser mujer, por ser de tal provincia, por ser de una determinada profesión. Cada puesto tiene que estar ocupado por la persona más preparada para ello, sin distinción de ningún tipo.

¿No hay ninguna mujer capacitada para gobernar este país? Supongo que a montones, y el consuelo que me queda, es que son tan inteligentes y preparadas que se alejan de la política, como yo misma haría. Por la mediocridad y la corrupción que llena ese mundillo.

Si alguna vez alguna mujer ha pretendido alcanzar el liderazgo en alguno de los grandes partidos, el aparato del partido la ha absorbido, abducido más bien, la ha arrinconado y frecuentemente, ha tenido que dejar la política. Ejemplos, los tenemos. Y personas válidas. Total, que cada vez estoy más convencida que la política está en manos de mafias, sean del signo que sean, manipuladores, mediocres, oportunistas.

Lo peor de todo, no he oído ningún debate por ahí sobre este tema.

Tan solo he oído la voz de una mujer, con poder, desde que ha empezado la campaña, y me ha sorprendido, porque, presumo no entender de política ni economía, y resulta que ha pedido lo mismo que yo hace unos días, la necesidad de una gran reforma económica, en profundidad, y no de parches provisionales.

Lo peor es que esa mujer, al margen de los intereses que la muevan y con una fuerte preparación, no pertenece a ninguna formación política, y además, nadie la va a escuchar.

Una mujer así sería necesaria al frente de un buen y gran partido. La votaría sin dudar. Lo demás es perder el tiempo en palabras vanas.

Ver página – Pensamientos.

Autor: Chari Ruiz

Periodista, lectora y aprendiz de muchas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.