Reformas en la Administración pública

Reforma Administración 1 DUrge realizar reformas en la Administración pública. Ya.

La Administración pública ha crecido enormemente en España en los últimos 40 años. Hay Administración local, provincial, autonómica y estatal, y no sé si me olvido de alguna.

Además, ha engordado con unas grandes desigualdades tanto en criterios de organización, de funcionamiento, salariales, entre unas y otras. También ha visto aparecer multitud de organismos semipúblicos, entes que no se sabe para qué sirven, aparte de ser tapadera de cacicadas de todo tipo.

Por eso pido, a todos estos aspirantes a gobernar en nuestro país, que junto con esa gran reforma económica pendiente y el avance necesario en las mejoras del estado del bienestar, afronten, de una vez por todas, la mejora de la Administración pública en su conjunto, sin reinos de taifas, sin miedo y sin parches. Por supuesto, que empiecen por ellos mismos.

La reforma es necesaria por infinidad de motivos:

  • Para garantizar una mayor calidad de servicios a los ciudadanos, con una gestión más eficiente de los recursos de los que dispone, tanto materiales como humanos.
  • Para que no se pierdan por el camino los presupuestos que proceden del bolsillo de esos ciudadanos.
  • Para que no se dupliquen o tripliquen competencias, que las actuaciones sean únicas, coherentes, bien organizadas.
  • Para que haya una conciencia de que la Administración somos todos, que no puede existir despilfarro dentro de esta gran empresa.
  • Para que el ciudadano tenga una visión más clara de los bienes y servicios que la Administración pública pone a su disposición y vea un ente organizado, bien organizado, al que pueda dirigirse para solicitar cualquier tipo de prestación, tanto material como asistencial.
  • Para que exista una mayor coherencia entre los distintos tipos de Administraciones, tanto en lo que atañe a competencias, como organización, como recursos materiales y humanos.
  • Para que los trabajadores públicos tengan condiciones similares en el desempeño de sus funciones, tanto de acceso a los puestos de trabajo, como de formación, salariales, laborales.

En resumen, que todas las promesas, con las que estos días nos apabullan los políticos para la mejora de nuestra existencia, según ellos, se vean realizadas de la mejor forma posible con la gestión más eficaz de todos los recursos.

Hablaremos más de esta reforma pendiente.

Ver página – Pensamientos.

 

 

 

 

Autor: Chari Ruiz

Periodista, lectora y aprendiz de muchas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.