Garbanzos con callos

Los garbanzos con callos es un plato, bastante contundente, de la cocina gallega.

Esta receta procede de mi cuñada, pero he readaptado las cantidades, cada uno que las ponga a su gusto. Más o menos garbanzos, más o menos callos, más o menos de lo que sea, pero que mantenga todos los componentes básicos del plato.

La preparó en casa hace ya unos días, mientras yo tomaba imágenes y de la que tenemos raciones para unas cuantas comidas.

Es una elaboración que debe hacerse con calma, lleva su tiempo.

Ingredientes:

  • Pata de vaca (o ternera).
  • Vientre de vaca (o ternera).
  • Costilla de cerdo.
  • Chorizo.
  • Garbanzos.
  • Aceite de oliva.
  • Ajos.
  • Cebolla
  • Sal.
  • Especies especiales para esta receta.
  • Azafrán.
  • Pimentón (dulce o picante, mezcla, al gusto).
  • Limones para lavar los callos.

Preparación:

  • Los garbanzos se ponen a remojo el día anterior, en agua fría y con un buen puñado de sal. (Esta es la receta original, yo los garbanzos siempre lo pongo en agua caliente).
  • Ya el día de la elaboración, en una cazuela grande, muy grande, echamos una buena cantidad de aceite, bastantes dientes de ajo pelados, cebolla partida en trozos grandes, la carne bien limpia, (los callos frotados con limón), y troceada y sal.
  • Rehogamos a fuego medio durante bastante rato, hasta que la carne se empiece a pegar al fondo de la cazuela. Agregamos entonces las especies para callos que facilita el carnicero (en Galicia, claro, no sé en qué consisten, solo distingo los cominos). Se mezcla todo bien.
  • Tenemos preparada otra cazuela con agua hirviendo para añadir a la elaboración siempre que la necesitemos. Ahora añadimos bastante a la cazuela de la carne para que cueza todo junto, más o menos una hora.
  • Pasado ese tiempo, quitamos el agua de los garbanzos y los añadimos a la carne. Echamos más agua hirviendo que cubra todo unos tres dedos por encima de los garbanzos. Agregamos los chorizos (al gusto, pueden ser picantes), sal, azafrán y pimentón. Mezclamos con una cuchara de madera.
  • Se deja cocer todo junto, a fuego suave, hasta que los garbanzos estén tiernos, una hora y media, más o menos. Mejor probarlos.
  • Dejamos reposar un poco toda la preparación antes de servir.
  • Un plato perfecto para los días de invierno, se entra en calor con facilidad.

A disfrutar.

Ver – Cocidos, ollas, pucheros.

Ver página – Cocina.

Autor: Chari Ruiz

Periodista, lectora y aprendiz de muchas cosas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.